Encabezado de Ficha El Antillano
 

Las rebeliones de esclavos y cimarrones en Saint Domingue y el caso de Mackandal

Índice de fichas

Azúcar
Introducción al tema
Datos de la historia
De los árabes al mundo
El azúcar promueve la esclavitud y el capital
El impulso imperialista y el azúcar
Auge del binomio Portugal & Holanda
Las facciones burguesas en Inglaterra y el azúcar
Antagonismos entre plantadores británicos y comerciantes de las Trece Colonias
Las destilerías y refinerías en las Trece Colonias
La Ley Azucarera y la Revolución de las Trece Colonias
Las luchas por el dominio del mercado azucarero de Europa
El mercado azucarero británico y la dieta del proletariado inglés
Le sucre de canne
La sociedad colonial de Saint Domingue
Los esclavos de Saint Domingue
Los cimarrones de Saint Domingue
Las rebeliones de esclavos y cimarrones en Saint Domingue y el caso de Mackandal
La esclavitud en Saint Domingue, los abolicionistas franceses y la insurrección de Ogé
Vudú y revolución

África

Alemania

Betances

Ceuta y Melilla

España

Estados Unidos

Imperialismo

Inglaterra

Islamismo

Magnicidio

Opio

 

En efecto, esta pesadilla de una rebelión de esclavos que atormentaba la minoría blanca no carecía de fundamento. Las rebeliones de esclavos, aunque generalmente localizadas, no eran infrecuentes. En una de las manifestaciones tempranas de la peligrosidad y la inestabilidad del régimen para las minorías opresoras fue el fenómeno del uso del veneno como arma favorita en contra del régimen.

El conocimiento de la extracción de sustancias letales de las plantas llegó a Saint Domingue con los africanos. El veneno se convirtió en un símbolo del contra terror que los esclavos podían enarbolar frente a sus amos.

Un escalvo traído por los esclavistas del Oeste del África, a quien se le llamaba Françcois Mackandal, de impresionante capacidad mental, llegó a conocer el poder curativo y destructivo de algunas plantas de algunos curanderos mágicos, “houngans” (sacerdotes masculinos del vudú) y “mambas” (sacerdotizas del vudú) que se impresionaron por su carisma y poderes mentales y espirituales. Perdió un brazo en un accidente en las prensas de un trapiche. Logró escaparse de la plantación y unirse a una tribu de cimarrones. En poco tiempo, el carismático africano conspiró para organizar una rebelión general en el que los esclavos sublevados envenenarían a todos los blancos de Saint Domingue.

Tanto los cimarrones como los esclavos lo creían invencible e inmortal y le atribuían el poder de transformarse en diferentes animales para evadir la captura de los blancos.

Inició una serie de redadas nocturnas a plantaciones vulnerables en las que su grupo de insurrectos disponían de los blancos mediante el envenenamiento. Eventualmente, según las alegaciones de las autoridades de la colonia, llegó a eliminar a unos seis mil colonos blancos.

Al regarse la noticia de la conspiración, el pánico se apoderó de la población blanca de la colonia. En la histeria se asesinaron y se torturaron a miles de esclavos, tratando de lograr que uno de ellos delatara el paradero del jefe de los esclavos rebeldes, sin tener éxito.

No fue hasta que, según una de las versiones registradas, uno de los allegados de Mackandal lo traicionó a las autoridades francesas que éste fue capturado quemado vivo en Cap Français. Muchos de los esclavos que sus amos llevaron a la plaza para que fueran testigos de su ejecución y sintieran de cerca el escarmiento, lo vieron transfigurarse una vez más y escapar las llamas.

Muchos haitianos creen en que su alma escapó la hoguera y hoy honran la persistencia de su presencia espiritual.

Mackandal

Mackandal es uno de los héroes

históricos de la República de Haití.

El personaje de Mackandal aparece en la novela del cubano Alejo Carpentier, El reino de este mundo (1949).

Otras fichas relacionadas:

Le sucre de canne

La sociedad colonial de Saint Domingue
Los esclavos de Saint Domingue
Los cimarrones de Saint Domingue
La esclavitud en Saint Domingue, los abolicionistas franceses y la insurrección de Ogé
Vudú y revolución

Estas páginas tienen un propósito puramente educativo. Empleamos referencias visuales extraídas de diferentes fuentes impresas y del internet. Si usted tiene algún derecho sobre estas referencias que quiera ejercer, cumpliremos con el mismo inmediatamente. Por favor comuníquenos su reclamo a betances@mspr.net. Gracias.